Las cuotas de un crédito hipotecario se componen de varios elementos que resultan en la cuota final que te mostramos en nuestra página. 

  • Capital: es el repago de capital mensual mínimo. Este número es el que va cancelando tu deuda total. 
  • Interés: es el capital que aún debés por la tasa de interés a la que sacaste el crédito.
  • Seguro de vida: es el pago mensual para mantener a los co-titulares asegurados. Es siempre obligatorio, pero los Bancos te lo bonifican. 
  • Seguro de Incendio: es el pago mensual que cubre a tu propiedad contra diversos riesgos. En general son montos bajos. Es siempre obligatorio. Algunos Bancos lo bonifican.
  • IVA: es el 21% mensual sobre los montos pagados de la cuota de seguro de incendio, el servicio de cuenta y, si aplica (en caso de que el crédito no sea para compra o reforma de primera y única vivienda), sobre los intereses de ese mes. 
  • Servicio de cuenta: las entidades no financieras cargan un valor fijo mensual para mantener tu cuenta y cobrar las cuotas. 
¿Encontró su respuesta?